Cambalache

La historia de Cambalache comienza en el año 1984 como un restaurante familiar en la coruñesa plaza de María Pita, frente al ayuntamiento, que comenzó a desarrollar un nuevo concepto gastronómico en la ciudad herculina: pastas, salsas y pizzas de elaboración propia de inspiración italiana fusionada con la cultura argentina y española.

La espléndida acogida de la que disfrutó Cambalache en A Coruña pronto comenzó a dar sus frutos, propiciando la apertura de más restaurantes y apostando por el servicio a domicilio de sus platos, algo novedoso en aquella época.

Hoy, más de treinta años después, y convertida en una cadena de restaurantes con una creciente proyección de futuro, Cambalache sigue manteniendo su filosofía, ofreciendo a sus clientes una cuidada y amplia carta de productos de elaboración propia con ingredientes de primera calidad en un entorno cálido y acogedor.

En Cambalache, actualmente podemos encontrar, aparte de las reconocidas Pizzas, Pastas y Salsas artesanas, una amplia variedad de Entrantes, Ensaladas, Carnes, Hamburguesas, Risottos y Pescado, además de una extensa carta de Postres de elaboración casera.

Todos estos platos son preparados con una rigurosa selección de ingredientes de primera calidad que, sumados a la capacitación del personal y al mimo y dedicación que se pone en cada proceso, garantizan la calidad artesanal del producto.

Presente y futuro

En la actualidad, la presencia de Cambalache en Galicia está, con doce restaurantes, entre propios y franquiciados, totalmente consolidada, estando presente en A Coruña, ciudad que la vio nacer, Narón, Santiago de Compostela, Lugo, Pontevedra y Vigo.

Próximamente, Cambalache saldrá de Galicia y aterrizará en León, iniciándose así una expansión que consolide su presencia en los núcleos más importantes del noroeste de la península.

¡Esperamos que disfrutes de Cambalache!